La pesca en la bahía de La Paz: sustento de muchas familias

Herencia y tradición

En todo Baja California Sur y en La Paz, los pescadores son parte fundamental de la comunidad. De vocación pesquera y costera, el destino de nuestro estado y ciudad debe de considerar a la pesca.

La pesca y el pejesapo

Quienes tienen experiencia en la mar son viejos conocidos del tiburón ballena: lo han visto en sus incontables viajes para salir a recoger el fruto del mar. También saben de primera mano cómo podemos pasar de la abundancia a la escasez de animales marinos.

Pesca y conservación

La Paz ha cambiado mucho pero conserva su vocación pesquera. El turismo ha traído cambios a la bahía pero se mantiene la misma pregunta de siempre ¿cómo podemos seguir pescando, viviendo y conviviendo todos en la bahía de La Paz?

¿Cómo podemos cuidar juntos al tiburón ballena?

La bahía de La Paz es recurso compartido de todos. Quienes llegaron aquí primero como los pescadores, tienen un privilegio y una responsabilidad especial de cuidar la herencia de todos los paceños: nuestro mar y sus ricas especies que en él habitan.

El tiburón ballena nada en esas aguas y queremos que el pejesapo, como lo conocíamos cariñosamente hace muchos años, siga siendo un habitante más de nuestra bahía. Hay cosas simples que podemos hacer para cuidarlo: moderar nuestra velocidad cuando circulemos por la zona de avistamiento, ser cuidadosos con nuestros artes de pesca para que no lastimen al tiburón y conocer cuáles son las reglas que debemos de seguir alrededor del tiburón ballena.

Muchas veces, cuando se habla de conservación pensamos inmediatamente que nuestro modo de vida va a cambiar para mal: más restricciones, reglas que no tienen sentido y burocracia. El tiburón ballena y la pesca pueden ser un caso diferente: si te involucras en la vida de tu bahía, podemos buscar maneras de que todos vivamos, convivamos y podamos trabajar mientras cuidamos al tiburón ballena.

Mural de Pescador en La Paz

Yo soy pescador y #YoSoyTiburónBallena

Soy pescador de bahía de La Paz, mensajero y continuador de nuestro modo de vida y tradiciones. ¡Yo también soy tiburón ballena!